This is a private story and was not reviewed by Storybird moderators.
SIN MANADA
CHAPTER
1
En una de las noches más trágicas de mi vida, claro está que no he vivido mucho, paso lo que jamás imagine, pero bueno solo soy un camello contando su historia más trágica.
Las noche más calurosa de este desierto vi a lo lejos una manada de leones, no entendía que hacían a tan altas horas de la noche por estos lados, puesto que nunca pasaban por estas zonas, corrían desesperados. Es noche estaba solo, decidí dejar mi manada, nunca entendieron mi manera de pensar siempre creyeron que era el raro, no lo quería ser, no más, así que me fui a una de las montañas más desiertas y escogí el peor día donde el calor es insoportable me sentía solo y triste al irme nadie dijo nada solo celebraron como si al irme hiciera de ellos una mejor manada, sin preocupaciones ni familia decidí que era el momento de cambiar físicamente, era un camello pero quería ser más que solo eso, cuando vi a esos leones lo único que pensé es que era comida fresca para ellos así que el miedo me hizo quedarme quieto y listo para morir, pero para mi sorpresa siguieron su camino no me determinaron, sus zancadas hicieron que el polvo subiera tanto que no alcance a ver más.
Me quede impresionado había pasado desapercibido por una manada de leones. Decidí dormir y mañana miraría que hacía, estaba profundo cuando escuche alguien diciendo despierta! despierta! no entendía porque pero me gritaba, desubicado me levante y ahí estaba un hermoso bebe león, no tenía más de 1 año y estaba asustado, comenzó a preguntarme si no había visto a su manada, pero el miedo me consumía y no podía responder. Miedo no por el pequeño león, era por su manada al momento en que se fijaran que él no estaba volverían y hay seria carne fresca para ellos, quería salir corriendo y dejarlo ahí, porque era un león cuando creciera haría lo que hacen ellos, así que no importaba si moría en medio de la nada, pero esa mirada y el miedo que se reflejaba en sus ojos no me dejo más opción que hablarle – pequeño león si los vi, fueron al lado norte.
El pequeño con miedo me pregunto: ¿sabes lo que está pasando? le dije – no pequeño, cuéntame que es lo que te tiene así de asustado, me dijo – en la zona de los leones llegaron carros con faroles muy altos y con cosas grandes que señalaban a mi familia y moría no entiendo por qué, así que todos salieron corriendo pero pero… yo no pude, mataron a mi mama no la podía dejar votada, antes de morir me dijo que corriera y nunca parara, tengo miedo necesito tu ayuda por favor no me dejes solo, no sé qué hacer (lagrimas).
Aunque mi vida corra peligro te ayudare, después de todo estamos sin manada, así que andando pequeño no podremos descansar hasta que pasemos el rio para así alejarnos lo suficiente, ya que los que atacaron tu familia son humanos muy peligrosos y despiadados. (Horas después) detente pequeño – ¿Qué pasa? – hay humanos en el rio – ahora que hacemos – calma no te preocupes, tenemos que correr muy rápido para pasar y que no tengan tiempo de atacarnos – tengo miedo – no te preocupes yo te cubro así que a correr (…) siento algo que atraviesa mi estómago y explota dentro de mí, sin poder correr más me tumbo sobre las rocas veo al león bebe un poco borroso y solo le alcanzo a decir que siga corriendo, cuando de repente lo atrapan con una jaula, mi cuerpo no resistió mas y lo único que espero, es que no le hayan hecho daño al león bebe.

Add your comment

Sign into Storybird to post a comment.

Create an account

Create an account to get started. It’s free!

Sign up

or sign in with email below